QUIÉNES SOMOS       EQUIPO       JORNADAS ANTERIORES       CONTACTO       SUSCRÍBETE

Editorial: Verónica Obrero, Export Manager en Decocer

Actitud y aptitud: ¿Cuál marca la diferencia?

La tendencia general es valorar a los trabajadores por sus aptitudes, es decir, sus capacidades y conocimientos para ejecutar adecuadamente sus tareas. A medida que he avanzado en mi carrera profesional he entendido que la aptitud es necesaria pero lo realmente determinante es la actitud, es decir, el comportamiento que una persona adopta para realizar esas tareas.

 

¿Por qué es la actitud un elemento clave y determinante? Porque se transmite

Se transmite al entorno laboral, motivando a todo el equipo, pero sobre todo se transmite al cliente. Se nos olvida que los clientes son personas como nosotros, que necesitan tratar con empresas que no sólo les transmitan conocimientos.

Claro que escucharán los datos técnicos y los argumentos de nuestros productos, pero lo que van a recordar de verdad son las sensaciones que les hemos transmitido. Nuestras ganas de resolver situaciones, de preocuparnos por sus necesidades y de nuestro interés por avanzar junto a ellos. La actitud es clave y determinante en todo este proceso.

 

El éxito eres tú, es tu actitud

Estamos rodeados de personas que son serias, responsables, profesionales, con gran conocimiento de la materia y experiencia en su trabajo, por supuesto habilidades que cuentan enormemente a la hora de cerrar una negociación.

Sin embargo, la gran diferencia está en la actitud.

Lo que te hace conseguir cosas grandes es tu manera de ser, si quieres conseguir resultados extraordinarios, tendrás que comportarte de manera extraordinaria.

Porque no podemos hacer nada para cambiar las circunstancias, pero siempre podemos elegir nuestra actitud.

 

¿Y tú? ¿Te aseguras de tener la actitud adecuada en tu día a día?

 

Verónica Obrero

Export Manager en Decocer