Una iniciativa de...

VIGILANCER nace de la colaboración entre la Diputación de Castellón y el Instituto de Tecnología Cerámica (ITC) para ofrecer al tejido industrial azulejero de Castellón una herramienta estratégica que le permita adelantarse a los cambios que afectan al sector cerámico y tomar posiciones de ventaja competitiva en el mercado mundial.

El proyecto VIGILANCER se incorpora como un sistema de vigilancia competitiva y difusión de la información clave para el sector cerámico, incorporado en el Observatorio Cerámico que ITC desarrolla y que engloba el Observatorio Tecnológico, el Observatorio de Mercado y el de las Tendencias del Hábitat.

La clave de esta iniciativa es la promoción y difusión entre las industrias castellonenses de cerámica de la información estratégica necesaria para mejorar su capacidad emprendedora, ayudándola a afrontar los retos, cada vez más complejos, de la competencia global.

El objetivo que Diputación de Castellón e ITC buscan con VIGILANCER es la promoción del sector cerámico para seguir siendo un referente mundial y encarar el futuro con las máximas garantías de éxito.