Tras los últimos acontecimientos...revisamos que está pasando con China.

A raíz de todas las informaciones de estas últimas semanas sobre China, desde la Unidad de Inteligencia Competitiva de ITC queremos aportar en estas líneas una revisión de los últimos acontecimientos y de cómo pueden afectar a nuestro sector.
Tras los últimos acontecimientos...revisamos que está pasando con China.

Más allá de la inmadurez del mercado bursátil chino que se asemeja, según muchos analistas han definido en los últimos días, a un “gran casino”,  y que ha derivado en el reciente crash bursátil, ya se encontraban otras señales de que las cosas no funcionaban todo lo bien que debían en la economía China y que nos dan una idea de que el futuro del país es incierto y de lo que puede afectar indirecta y directamente a las economías occidentales.

Las exportaciones chinas cayeron durante el mes de julio más de un 8% y un 12% las exportaciones a la Unión Europea, concretamente. Las importaciones, por su parte, también experimentaron un descenso de poco más de otro 8% en julio, lo que refleja la pérdida de peso de la demanda interna que es justamente hacia lo que están enfocando las autoridades chinas su prioridad político-económica, en su afán por conseguir cambiar el modelo económico actual.

Otro dato negativo, viene de la mano de la actividad manufacturera China que retrocedió en agosto hasta entrar en contracción, según el índice gerente de compras (PMI) industrial. El índice se situó en 49,7 puntos en agosto, por debajo del nivel de 50 que separa la contracción de la expansión. El motivo: parece ser la caída de la demanda interna y externa. El índice PMI del sector manufacturero se ha estado reduciendo de forma progresiva en los últimos meses y ya en julio quedó en 50 puntos exactos.

Sin embargo, pese a los últimos datos, otros indicadores nos muestran que la preocupación no es tan grande sobre todo en lo referente a que China entre en recesión y más bien estaríamos hablando de desaceleración de la economía en dicho país.

Así, si bien es cierto que el crecimiento experimentado en los últimos años con crecimientos del PIB superiores al 10% eran claramente insostenibles en el tiempo, el objetivo de crecimiento para el año 2015 es del 7% y esto ya se ha cumplido en los primeros seis meses del año.  Por su parte, los economistas de UBS esperan un crecimiento en la línea de las previsiones, en torno a un 6,8% para este año.

Respecto a la construcción,  se espera que los gastos de inversión en construcción en China puedan aumentar un 7,8% anualmente hasta 2019 según un estudio del Freedonia Group. Según este estudio, este crecimiento del sector será impulsado por la industrialización en curso, una población urbana cada vez mayor, la ampliación de los fondos de inversión extranjera, el aumento de los niveles de ingresos personales, y más de la población y el crecimiento de los hogares en China.

Respecto al reparto de la construcción por categorías, los edificios residenciales representaron el 31% del gasto en construcción en China en 2014 y se prevé un crecimiento anual de entorno al 7%. Además el esfuerzo del gobierno está centrado en mejorar las condiciones de vida de las personas de bajos ingresos (incluyendo la construcción asequible y alquileres bajos de casas en las zonas urbanas, entre otros.)

Los edificios no residenciales representan el mayor segmento con un 40% del gasto en construcción y se pronostica que subirá entorno a un 8% anual hasta 2019. Los esfuerzos del gobierno para mejorar el nivel de vida en China también se prevé que impulsará la construcción de escuelas, hospitales y otras estructuras institucionales.

El restante 29% del gasto en construcción lo representaron las infraestructuras, que se prevé que crezca anualmente entorno a un 8%. Existe voluntad por parte del gobierno de ampliar instalaciones municipales que mejoren la vida de la población urbana en crecimiento.

El esfuerzo del gobierno está centrado en sostener el crecimiento en el sector manufacturero (que ya hemos dicho que pese a estos esfuerzos ha entrado en contracción según los datos de agosto), a mejorar la infraestructura del país, ampliar los servicios públicos municipales, y equilibrar la disparidad económica regional, lo que también ayudará al crecimiento en la inversión en construcción. Sin embargo, y sobre todo a raíz de los últimos acontecimientos, el crecimiento será limitado por la desaceleración de la economía china que ya se ha materializado en datos reales como la caída de la actividad manufactura, pese al esfuerzo del gobierno, como ya hemos comentado.

Los efectos inmediatos para nuestro sector vienen derivados de cinco puntos principalmente:

  • Las devaluaciones de la moneda China, tal y como comentaba ASCER en El Periódico Mediterráneo, son siempre una mala noticia para el sector cerámico, porque les permite vender todavía más barat
  • La competencia en costes es difícil de mantener en nuestro sector porque mantener costes bajos y que se traduzcan en precios más bajos que la competencia China es muy complicado para España, un país  donde la mano de obra o la tecnología es mucho más cara.
  • Según ASCER, las medidas antidumping aplicadas estos últimos años han tenido un gran éxito consiguiendo reducir entorno al 60% las exportaciones de China a la Unión Europea. Sin embargo, estas medidas terminan en 2016 y ASCER está trabajando para prorrogarlas, aunque de momento, esto no es seguro.
  • La disminución de las importaciones de China afecta también negativamente al sector cerámico, aunque su impacto no es muy elevado, teniendo en cuenta que en China (primer productor con 5700 millones de m2 en 2013 según Ceramic World Review), prácticamente el consumo de toda la cerámica en el país se produce a través de la producción China, siendo muy pequeña la importación.
  • A pesar de que las importaciones han disminuido, el apoyo gubernamental, todavía muy fuerte pese a estos últimos acontecimientos, a la construcción, y las previsiones de crecimiento en dicho sector supone siempre una oportunidad a priori para exportar a China derivada de una mayor demanda de materiales de construcción, entre ellos la cerámica.

 

Sabrina Veral Borja

Responsable del Observatorio de Mercado

Unidad Inteligencia Competitiva. Área Habitat.

 

Más info:

Ascer teme que la bajada del yuan abarate más el azulejo chino.

La actividad manufacturera de China sufre su mayor contracción en tres años

Multiple Factors to Drive Construction Expenditures in China

China pierde fuelle: exportaciones e importaciones caen más de un 8%

FREEDONIA GROUP/outlook China