OPORTUNIDAD: Smart Roads

Las ciudades inteligentes están albergando una gran cantidad de propuestas de superficies, calzadas y carreteas con inteligencia ambiental o que proponen nuevas formas de relacionarse con los usuarios.
El concepto de calles o calzadas inteligentes aparece como respuesta a cuestiones como la movilidad sostenible o la seguridad en la carretera. Se trata de ejemplos de carreteras que producen energía a través de la luz solar y que son capaces de introducirla en la red eléctrica, o carreteras que permiten predecir comportamientos a través de la colocación de sensores que miden por ejemplo la humedad, la temperatura, la tensión o la vibración. En la siguiente imagen se puede ver un prototipo de carretera solar del ingeniero eléctrico estadounidense Scott Brusaw en 2012 de la empresa Indiegogo mediante crowdfunding. Se encuentra en una segunda fase. Trata sobre la instalación de paneles solares en carreteras de vidrio, utilizando LED’s y microprocesadores. El vidrio es renovable, respetuoso con el medio ambiente y un material tan fuerte o más que el acero. Se trata de paneles fotovoltaicos capaces de generar energía e introducirla directamente en la red eléctrica. De concretarse esta idea, se podría alimentar a todo un país durante un año con la electricidad generada.
 

La generación de energía procede también de la instalación de paneles solares en carriles bici o del propio “poder peatonal” mediante energía cinética que producimos al andar. La empresa Pavegen ha propuesto azulejos hecho al 95% de neumáticos reciclados que pueden cosechar la energía cinética de los peatones y convertirla en electricidad para el alumbrado público y demás necesidades urbanas. Los azulejos se flexionan unos 5 mm en cada pisada y ese movimiento es el que se convierte en electricidad. Pavegen asegura que cada pequeña estación puede generar hasta 2,1 vatios por hora.
 

En el parking de un supermercado Salisbury’s de Reino Unido han instalado una pieza piezoeléctrica que permite aprovechar la energía creada por los coches. La energía resultante equivale a la que usan las cajas registradoras durante un día.
 

La sostenibilidad impregna las carreteras a través de diferentes proyectos: carriles para la conducción de vehículos eléctricos que se recargan con la energía que produce su propio movimiento, iluminación de vías por medio de pinturas en polvo que se cargan con la luz solar, señalética inteligente que se adapta a cada circunstancia. Carril de prioridad eléctrico en el que el usuario puede cargar su vehículo mientras está en movimiento. Extraída del estudio Roossegaarde que recoge los mejores diseños de futuro holandeses en 2012 respecto a autopistas inteligentes. 
 

El proyecto Interactive Ceramic Board ha sido desarrollado por los arquitectos Jorge Corrales y Joaquín Juberías, de Selecta Home,  junto a la división Techlam de la empresas LevantinaMediante el Interactive Ceramic Board, se rompen las asociaciones que sitúan a los videojuegos en el entorno doméstico. Por consiguiente, gracias a la unión de un material con tradición histórica, -como lo es la cerámica-, con la realidad aumentada, -la cual será uno de los puntos fundamentales de las Smart Cities-, se propone desplazar los videojuegos al espacio público urbano, recuperando, así, el concepto de “juego de barrio” A través de esta acción, se produce un efecto social donde los diferentes usuarios del Interactive Ceramic Board podrán interactuar con otros situados en el mismo espacio, o por el contrario, con otros situados en otro punto distinto de, bien la misma ciudad, o bien otra distinta.

El Interactive Ceramic Board se trata de un sistema compuesto por dos elementos, uno horizontal y otro vertical. El primero, a modo de “módulo de pavimento”, se encuentra formado por una lámina cerámica Techlam de 3000x1000mm con unos sensores capacitivos integrados en su parte inferior. De esta manera, se genera una superficie cerámica sensitiva que funciona como si de un “tablero de juego” se tratase. El segundo en cuestión, es el “modulo de fachada”, el cual dispone de un sistema de fachada ventilada para la fijación de las piezas cerámicas de 3000x1000mm sobre las que se proyecta el videojuego. El sistema de proyección se activa gracia a los sensores capacitivos cuando el usuario se situa en el “módulo de pavimento” correspondiente, que queda identificado a través de la señalética impresa sobre la pieza cerámica mediante tecnología inkjet.

 

 

Pepa Casado D'Amato

Responsable del Observatorio de Tendencias del Hábitat

Unidad de Inteligencia Competitiva. Área Hábitat.