OPORTUNIDAD: La caída del precio del petróleo y nuevas fuentes de energía

Los últimos cambios en el sector energético del petroleo abren nuevos horizontes marcados por la estimulación del consumo y la apertura a nuevas fuentes de energía

Los últimos datos del INE de noviembre adelantados respecto al IPC e IPCA, (Índice de Precios de Consumo e Índice de Precios de Consumo Armonizado)  nos hablan de una variación anual del -0,4% en noviembre, tres décimas inferior a la registrada en octubre.

 

Fuente: INE

Se puede acceder al informe completo pinchando aquí

Este descenso se explica, casi en su totalidad, por la bajada de los precios de los productos energéticos (electricidad y gasolinas). El precio del petróleo ha experimentado una caída del 30% desde junio hasta la actualidad, y esta caída se ha intensificado en la última semana (más información en el FMI pinchando aquí)

De acuerdo a BBVA Research (artículo de prensa del 25/11/2014 pinchando aquí), hay distintos factores que están afectando al precio del petróleo:

  • La apreciación del dólar favorece la salida de flujos de capital de esta materia, que como otras, es también un activo financiero.
  • Las perspectivas de oferta petrolera se están revisando al alza por la mejora del suministro procedente de Libia e Irak y el aumento de producción de petróleo no convencional en EEUU, con unas expectativas de agotamiento de los yacimientos en explotación más lenta de lo estimado hasta ahora.
  • En último lugar, las perspectivas de demanda de petróleo se han venido revisando a la baja ya que la recuperación económica global pierde fuerza y hemos de considerar el freno de demanda de petróleo desde China (con una economía en desaceleración a largo plazo)

Respecto a las formas de energía no convencionales, aunque crecen en EEUU, están todavía lejos de afrontar el potencial que se les presupone. Según el estudio de la consultora RolandBerger de Noviembre de 2014 (ver estudio completo pinchando aquí) la industria del petróleo y del gas tiene uno de los niveles más bajos de innovación, y esto perjudica el desbloqueo de otras formas de energía no convencionales (ver que son, pinchando aquí). Esta consultora, señala tres tipos de barreras a la innovación en petróleo y gas: barreras estratégicas, barreras organizacionales y barreras culturales.

 

·         Respecto a las barreras estratégicas, se refiere fundamentalmente a un enfoque cortoplacista, una falta de claridad en los objetivos de I+D de la compañía y desequilibrios en la asignación de recursos,

·         A nivel organizacional destaca la funcionalidad de silos, organización reactiva a la I+D y falta de colaboración cruzada entre negocios.

·         Finalmente a nivel cultural, definen una organización introspectiva, conservadora con baja tolerancia al riesgo y poco predispuesta a la experimentación.

 

Fuente: RolandBerger

Con todo esto, y siguiendo con el análisis de BBVA Research, estamos ante un choque positivo sobre la economía mundial. Un petróleo más abundante a precios más bajos aumenta la renta disponible de hogares y empresas consumidoras lo que favorece el gasto en consumo e inversión. A la vez, el menor precio de la energía también cambia la estructura de costes de producción, aumentando la rentabilidad esperada de los proyectos de inversión. El aumento de consumo sería un buen estímulo a la economía (si no sucede que la ganancia de renta disponible derivada del menor gasto en energía se dedica más a ahorrar y pagar deuda que a gastar).

De momento, los indicadores del PIB del INE confirman en el tercer trimestre de este año, que la economía crece un 1,6% interanual, la cifra más abultada en 4 años, y que el consumo de los hogares creció un 2,7%, el dato es cuatro décimas superior al de hace tres meses, y 1,4 décimas más abultado que el del primer trimestre del año, confirmando la cifra más elevada para el consumo privado desde que empezó la crisis. (ver más información del PIB pinchando aquí.

La OPEP, en su reunión del pasado 27 de noviembre, no se ha dejado influir ni por el desplome de los precios del crudo ni por el sobre abastecimiento del mercado y ha decidido no recortar su producción, en lo que los analistas ven un intento de perjudicar la competencia que supone el petróleo de esquisito de Estados Unidos. Más información aquí.

Sabrina Veral Borja

Responsable del Observatorio de Mercado

Unidad Inteligencia Competitiva. Área Habitat.