OPORTUNIDAD: Evolución de la Smart City: Diseño centrado en el usuario o Smart City 3.0

La smart city 3.0 nos ofrece la oportunidad de desarrollar producto centrado en las necesidades de la coudadanía

 

El concepto Smart City está de moda y son cada vez más las iniciativas, congresos, actos y, lo que es más importante, soluciones innovadoras las que aparecen bajo este ámbito.

Es un concepto que todo el mundo conoce pero que, sin embargo, cuesta  definir con claridad. De hecho, es un concepto que ha ido evolucionando con el paso del tiempo. En sus inicios, la Smart City 1.0, era la ciudad transformada por el uso de la tecnología en busca de una mejora en la eficiencia de los servicios.

Posteriormente, se podría hablar de una Smart City 2.0 como una fase en la que dicho concepto es adoptado y dirigido por las propias ciudades y sus dirigentes políticos, quienes basan en dicho concepto una visión a medio-largo plazo de la ciudad dónde la tecnología es la clave para una mejora de la calidad de vida. Un ejemplo de este tipo de ciudad inteligente es la ciudad de Valencia, quien a través de su plataforma Valencia Smart City (VLCi), pretende la optimización de los servicios públicos y experiencias de open data.

Según la bibliografía, a finales de 2014 es cuando se comienza a apreciar la aparición de un tercer modelo o evolución del concepto en lo que podríamos definir como Smart City 3.0. La gran evolución del concepto es que el ciudadano se convierte en un elemento activo en la creación de una ciudad inteligente. Esta implicación tiene lugar de muy diferentes formas, como puede ser la aportación de ideas o incluso capital para la consecución de los objetivos planteados.

                                                                                     Fig.2.  Tendencia de desarrollo de las ciudades inteligentes

                                                                                                  Fuente: http://blog.3g4g.co.uk/

Un ejemplo de la aportación de ideas es la plataforma Citymart de Barcelona. Esta plataforma pretende romper la barrera que tradicionalmente ha supuesto  para las pequeñas empresas las ferias y exposiciones, por su carácter local. A esto se une la ralentización del proceso que significa de la burocracia propia de la Administración. Esta plataforma pretende minimizar ambas circunstancias y potenciar así las buenas ideas aunque provengan de pequeñas empresas.

Otro claro ejemplo de la colaboración urbana es el app Colab, considerado como la mejor app urbana del mundo en 2015, que permite comunicar a cualquier ciudadano con la administración local para transmitir cualquier desperfecto o incidencia que detecta en el espacio urbano.

Y es que tanto en el diseño y desarrollo de productos y servicios para el espacio urbano como en cualquier otro espacio, la opinión del usuario es fundamental. Es el mejor camino o metodología para la obtención de innovaciones realmente atractivas, enfocadas a resolver necesidades de los usuarios.

El diseño centrado en el usuario parte de que la utilidad no debe estar reñida con el placer del uso. Por ello, disponer de la opinión de los usuarios de forma previa permite diseñar productos y servicios que, además de cumplir la utilidad para la que han sido creados, son sumamente atractivos y funcionales, por lo que su éxito está prácticamente garantizado.

Este concepto no es nada nuevo. Ya en los años cincuenta, Henry Dreifuss aplicó de forma pionera estos conceptos para diseñar teléfonos, transfiriendo sus conclusiones al nuevo modelo diseñado:

                                                                Fig.2.  Teléfono modelo 500 de AT&T.

                                                               Fuente: http://blog.duopixel.com/

 

La forma o metodología para llevar a cabo este tipo de diseño (DCU) está ampliamente extendida y documentada, por lo que familiarizarse con la misma y aplicarla no es exageradamente complejo, siendo siempre recomendable el contar con expertos en dichas técnicas para la fase inicial de su implementación en las empresas.

Vicente Lázaro Magdalena

Responsable Unidad de Vigilancia e Inteligencia Competitiva. 
Área del Hábitat

 

Más información:

http://www.fastcoexist.com/3047795/the-3-generations-of-smart-cities

http://www.yorokobu.es/ideas-para-mejorar-las-ciudades-desde-cualquier-lugar-del-mundo/

http://aunclicdelastic.blogthinkbig.com/smart-city-3-0-protagonismo-ciudadano/

http://aunclicdelastic.blogthinkbig.com/valencia-un-referente-mundial-en-el-ambito-de-las-smart-cities/

http://blog.3g4g.co.uk/2015/07/a-tale-of-two-smart-cities.html

http://aunclicdelastic.blogthinkbig.com/apps-para-la-participacion-ciudadana-y-el-compromiso-publico/

http://blog.duopixel.com/articulos/dreyfuss.html