El futuro de Europa

Salida de la crisis, conflictos geopolíticos, reformas en el mercado laboral, unión política...los principales datos del estudio de BBVA Research sobre el futuro de Europa, arrojan las siguientes conclusiones:
El futuro de Europa

Los principales datos del estudio de BBVA Research sobre el futuro de Europa, arrojan las siguientes conclusiones:

 

La recuperación económica global es atípica y frágil.

Aunque con crecimiento, este no superará el nivel anterior a la crisis mundial. La perspectiva de crecimiento es incierta y sigue teniendo riesgos a la baja.

Las economías emergentes viven un futuro incierto, con gran incertidumbre.

Entre las causas de esa incertidumbre encontramos las dudas existentes sobre la economía China, los efectos de los bajos precios de las materias primas y la falta de credibilidad de determinadas políticas económicas.

¿Cuáles son los principales riesgos de cada parte del mundo?

Bajando el riesgo:

EEUU: El ritmo de aumento de las tasas que ahoga el crecimiento.

Europa: Riesgos derivados fundamentalmente de Grecia, de una lenta integración y de crisis políticas como la crisis de los refugiados.

Mismos niveles de riesgo:

Rusia, Ucrania y Oriente Medio con los problemas geopolíticos que venimos relatando estos últimos meses.

Aumentando el riesgo:

Economías emergentes: con sus problemas nacionales

China: con su repentina corrección en su actividad.

 

 

 

Concretamente respecto a Europa vemos como la demanda interna se está fortaleciendo.

Aunque el entorno externo es más negativo en general, a excepción de las bajadas en el precio del petróleo que han incentivado el consumo.

En la siguiente gráfica se pueden ver los principales drivers o impulsores del crecimiento/decrecimiento en la Eurozona, y que fundamentalmente son en la parte positiva: bajos precios del petróleo, confianza, mercado de trabajo y crédito y a la capacidad de resilencia o adaptación al cambio (que además en el caso del urbanismo y la ciudad ha tenido muchas connotaciones y en este sentido se han dado muchos cambios positivos derivados de la crisis global (ver tendencias en SmartCities)

 

 

 

Además, la fuerte depreciación del euro desde mediados de 2014 ayudó a mitigar la caída del comercio mundial en el primer semestre de 2015.

Y se espera ya una recuperación en el tercer trimestre de 2015.

¿Dónde nos encontraremos dentro de 10 años?

En el siguiente gráfico vemos como estará repartida la demanda mundial en los próximos 10 años. Asia y el Pacífico explicarán alrededor del 75% del aumento del PIB entre 2014 y 2024.

 

 

De entre las reformas estructurales que tienen que abordar los principales países de Europa, encontramos:

 

Francia: el mercado de trabajo, la liberalización de productos y servicios y la reducción del tamaño del sector público y de la carga tributaria.

Italia: abordar la reforma del sector público y reducir la carga tributaria así como completar su política de reformas.

Alemania: liberalizar los servicios y mejorar la infraestructura.

Y la eurozona en general: luchar contra el descenso demográfico y aplicar una política común de inmigración; reformar el mercado de trabajo y promover la movilidad laboral y abordar múltiples reformas para incrementar la productividad.

 

Algunos riesgos a los que Europa se enfrenta:

-          Poca certeza sobre la magnitud de la desaceleración de China

-          Aspectos geopolíticos como la crisis de Ucrania y Rusia, los últimos ataques de ISIS, y la crisis de los refugiados

-          Problemas políticos derivados de la no aplicación de reformas

-          La crisis griega y como afecta su no recuperación al resto de países.

 

¿Y cuál es la situación en España?

Grandes ajustes en la economía que han revertido la situación con un PIB que crecerá un 7,4% , y un riesgo de -328 puntos básicos. Lo vemos en la siguiente gráfica:

La mayoría de crecimiento tanto privado como público viene de la demanda domestica.

Maquinaria e inversión en equipos han sorprendido positivamente y continúan también su crecimiento en el tercer trimestre de 2015.

Sin embargo, a pesar de estos datos positivos, el riesgo de no cumplir con los presupuestos y el déficit esperado en España es alto.

 

Ver más países e informe completo.

 

Sabrina Veral Borja

Responsable del Observatorio de Mercado

Unidad Inteligencia Competitiva. Área Habitat.