EDITORIAL: Victoria Bargues. Responsable de I+D+i en U.N. Minerales de Guzmán Global S.L.

APROVECHANDO TODA “LA MATERIA GRIS” DE LA COMPAÑÍA

A finales de septiembre tuve la oportunidad de asistir a un Taller de Innovación organizado por IVACE y dinamizado por ToBeinn. En dicho taller nos presentaron los resultados obtenidos en una encuesta realizada por la Comisión Europea, que señalaba que las dos barreras más importantes a la hora de innovar son el acceso a financiación y la falta de capacitación en la gestión de los procesos de innovación. Además, dicho informe también concluía que aquellas empresas líderes en crecimiento son aquellas que generan más ideas, filtrando más eficientemente aquellas que convierten en proyectos llegando más rápidamente al mercado y generando beneficios, así como desechando antes aquellos proyectos que no alcanzan las expectativas originales.

Pero realmente… ¿están las empresas preparadas para generar el mayor número de ideas, con el objetivo de buscar soluciones innovadoras a los retos y oportunidades que el entorno nos está planteando?

Hasta hace unos años la tendencia en las empresas que se consideraban innovadoras era tener un departamento de I+D con la “ardua tarea” de ser los únicos creadores y gestores de los nuevos proyectos de la compañía, siendo estos proyectos innovadores mayoritariamente de carácter técnico o tecnológico.

Evidentemente, estas empresas con este departamento o área han sido capaces de diferenciarse de su competencia, ya que se han planteado buscar nuevos proyectos o soluciones para afrontar los cambios y retos que continuamente el mercado nos propone y nos exige.

De todos es conocido los muchos éxitos cosechados por empresas del sector cerámico con un departamento de I+D activo, preparado y solvente.  Ahora bien, si se han conseguido ideas y proyectos innovadores originados desde un solo departamento ¿qué conseguiríamos si aprovecháramos todo el potencial innovador de la compañía?

Además, teniendo en cuenta que en “esto de las ideas” la cantidad sí que importa, ya que cuantas más ideas generemos más posibilidad tendremos de contar con un mayor número de ideas potentes, ¿estamos seguros que sólo con el personal involucrado en I+D estamos generando el mayor número de ideas?

No hay duda que una empresa es innovadora cuando efectivamente apuesta por la innovación como parte importante de su visión estratégica y de futuro. Para ello hay que desarrollar iniciativas que den lugar a la creación de nuevos espacios, donde aumentar las sinergias entre los diferentes departamentos de la compañía y aprovechar todas las oportunidades para ser cada vez más competitivos.  Las empresas que más crecen entienden la innovación como algo global y lleno de dinamismo, dónde es fundamental tener en cuenta la capacidad innovadora presente en toda la organización.

En un principio puede parecer complicado, pero a la vez es un proyecto retador y muy emocionante. Y además ¡funciona!

Recientemente he tenido la posibilidad de participar en la creación de procesos internos que permiten generar valor utilizando la creatividad colectiva, el talento y el entusiasmo de todas las personas que forman parte de la compañía. En los últimos años hemos afrontado el objetivo de innovar no sólo en la creación de nuevos productos, sino que también se ha buscado la innovación en el desarrollo de ideas aplicadas a los procesos, las relaciones comerciales y la gestión, y así ser capaces de desafiar los nuevos retos que se presentan continuamente en nuestro día a día.

Este espíritu innovador nos ha permitido crecer y mejorar, así como iniciar nuevos proyectos muy ilusionantes porque sumando ideas avanzamos más lejos.

¡Os animo a intentarlo porque estoy segura que os sorprenderán los resultados!

 

Victoria Bargues. Responsable de I+D+i en U.N. Minerales de Guzmán Global S.L.