EDITORIAL: VICENTE GASCÓ, director de RRHH del Grupo Halcón Cerámicas

"Lo que las empresas necesitamos para ciertos puestos son perfiles mixtos, polivalentes, porque el carácter holístico del negocio requiere un buen grado de visión general de la empresa, y también del mercado y de la competencia"

Durante el congreso de ATC hace unas semanas se habló de la importancia de que los perfiles técnicos en las empresas cerámicas realicen una aproximación más holística de su profesión. La cuestión es que en los tiempos actuales nos enfrentamos a problemas muy complejos a los que tenemos que dar respuesta desde los sectores industriales. Es necesario nuevas formas de trabajo más participativas en las que todos los perfiles profesionales sean capaces de empatizar con el resto de departamentos. Pero sobretodo, es necesaria la capacidad analítica como para detectar los problemas y necesidades y la capacidad creativa para dar respuesta a esas nuevas demandas. De esto precisamente nos habla esta semana Vicente Gascó, director de RRHH del Grupo Halcón Cerámicas.

¿RATÓN DE LABORATORIO O HALCÓN OTEADOR?

Los que nos dedicamos al apasionante área de los Recursos Humanos sabemos que cada profesional tiene un perfil distinto. Y que, con el tiempo, este perfil se va definiendo de una manera más marcada.

Cuando queremos seleccionar, por ejemplo, a un comercial buscamos a una persona que disponga de unas competencias específicas. La entrevista y los test psicotécnicos nos ayudan a descubrir si el candidato posee, y en qué grado,  unas determinadas competencias. Así, para el departamento de ventas, buscaremos rasgos como el don de gentes, la capacidad de comunicación y las habilidades de negociación, entre otras.

E, históricamente, cuando pensamos en un técnico, en un ingeniero o en un científico nos suele llegar la idea de alguien meticuloso y atento a los detalles, muy riguroso con las normas y con los tiempos, organizado, y a veces también rígido, poco flexible; encerrado en su laboratorio o en su área de investigación o de producción, sin demasiado contacto con el exterior.

Sin embargo, en los últimos años, lo que las empresas necesitamos para ciertos puestos son perfiles mixtos, polivalentes, porque el carácter holístico del negocio requiere un buen grado de visión general de la empresa, y también del mercado y de la competencia. Ahora quien mayor valor puede aportar a las organizaciones es el profesional que, junto a su especialidad técnica, reúna también destrezas y motivaciones para otear el horizonte, para indagar y averiguar qué nuevas necesidades surgen en el mercado, para conocer qué quiere el cliente y cómo la competencia está satisfaciendo esas necesidades. Todo ello con el propósito de desarrollar, con ajustes creativos, fórmulas novedosas que nos permitan mantener la competitividad en el mercado.

En Halcón Cerámicas queremos técnicos especializados y muy formados en su área de pericia, pero también conectados con el exterior, y con conocimientos de áreas paralelas. Por eso les hacemos también partícipes de formación externa e interna en materia de marketing, comunicación y conocimiento del mercado. Algo más que ratones de laboratorio: halcones oteadores. 

 

VICENTE GASCÓ, director de RRHH del Grupo Halcón Cerámicas