EDITORIAL: PEPE CASTELLANO

Periodo de ferias: "el termómetro por excelencia del sector"

Tras concluir el período estival, Vigilancer inaugura el nuevo curso preparado para acometer los próximos desafíos que aparecen ya a la vuelta de la esquina: justo a finales de septiembre, 96 empresas del sector cerámico partirán a Italia para participar en CERSAIE, una cita que invariablemente suscita una gran expectación para la industria cerámica a escala internacional y que se convierte, junto a CEVISAMA, en el termómetro por excelencia del sector. Debo destacar en este sentido que el hecho de que casi un centenar de empresas españolas participen en el certamen ferial transalpino implica que el sector está vivo y continúa esforzándose en mantener su posicionamiento en las primeras posiciones a escala mundial.

También muchos de los fabricantes de maquinaria y de los de fritas, esmaltes y colores cerámicos, sectores inquietos y líderes internacionales, tendrán en Munich, del 20 al 23 de octubre, una cita en CERAMITEC, otro enclave internacional esencial para tomar el pulso a los avances tecnológicos industriales que marcarán el desarrollo del sector. Por lo tanto comenzamos un período de gran actividad para el sector cerámico español que esperamos sea enormemente fructífero, ya que esta industria bien lo merece: no se puede decir de la cerámica que no haya hecho sus deberes, ya que se ha procurado idóneas materias primas; ha realizado e implantado avances en tecnologías de vanguardia para las plantas de fabricación; realiza una gestión óptima de los recursos naturales, de los consumos energéticos y de energías como la cogeneración, llevando a cabo, desde hace años, buenas prácticas medioambientales a fin de preservar el entorno, y tratando de destinar recursos en la medida de lo posible a la I+D+i para alcanzar mayor competitividad y así obtener una facturación con mayor valor añadido.

Nuestros productos incorporan el saber hacer del Made in Spain y la incorporación de alta tecnología en piezas cerámicas concebidas para abrirse a nuevos mercados como el urbanismo (las smart cities) la arquitectura, el interiorismo, etc., una cerámica que forma parte del Green Market, porque también hay que reseñar que estamos fabricando productos de un alto valor y que además pueden poseer un ciclo de vida enormemente amplio por su capacidad de seguir desarrollándose “de la cuna a la cuna”. Es decir, se trata de una cerámica Made in Spain altamente competitiva que necesita también apoyos sólidos y unas óptimas redes de comercialización y distribución.

En este sentido, deseamos y esperamos el refuerzo de la Generalitat Valenciana, a través del nuevo President, Ximo Puig, y la nueva Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo liderada por Rafael Climent, así como del IVACE, que dirige actualmente Laura Company, entidad adscrita a esta Conselleria. A todos ellos nos hemos dirigido ya para intentar mantener próximas reuniones a fin de recabar su ayuda en nuestro esfuerzo, desde el ámbito de la I+D, de promover e impulsar el desarrollo del sector cerámico, un sector tradicional que no ha cesado de evolucionar incorporando las tecnologías más punteras y vanguardistas.

También desde aquí aprovecho para enviar un saludo a todas las empresas asociadas a ANDIMAC, la Asociación Nacional de Distribuidores de Materiales de Construcción a las cuales también les va a llegar este Boletín de VIGILANCER, esperando que se fortalezca el sector y que continúen forjando este eslabón tan esencial para la cerámica como es la buena distribución.

No quiero concluir estas líneas sin dirigirme afectuosamente a las empresas asociadas de AICE, la Asociación de Investigación de las Empresas Cerámicas que tengo el honor de presidir, para invitarlas a compartir y utilizar VIGILANCER, esta herramienta que, gracias al apoyo de la Excma. Diputación de Castellón y al trabajo en equipo de los expertos del ITC, viene a proporcionar al sector útiles informaciones que pueden y deben traducirse en aumento de negocio e impulso a la creación de nuevos puestos de trabajo.

 

Saludos,

Pepe Castellano, presidente de AICE y vicepresidente de ASCER.