EDITORIAL: Nacho Ramos, director de Cerocuarenta

¿Qué ofrece Irán al sector cerámico? Hablamos con Nacho sobre los riesgos y oportunidades de este país para el mercado de las baldosas.
EDITORIAL: Nacho Ramos, director de Cerocuarenta

Irán presenta un escenario lleno de complejidades y hay muchas cosas a tener en cuenta para las empresas cerámicas que nos embarcamos en la tarea de hacer negocios en el país. Por un lado existe un gran stock de viviendas residenciales que se comenzaron a construir durante una época en la que el precio de las energías, petroleo y gas, era más alto, lo cual supuso un gran inyección de dinero. Sin embargo, hoy en día el sector de la construcción presenta menor dinamismo que hace unos años. Por otro lado, la inflación, que ha llegado hasta el 40%, está actualmente sobre el 10%, por lo que la moneda está muy devaluada. Es por eso que para muchos es más interesante invertir en bienes inmuebles, a pesar de que el mercado inmobiliario está en una situación un tanto estancada.

El país se encuentra en un momento dificil y todos esperan una subida del precio del barril de petróleo lo que significará una entrada de dinero significativa y una reactivación del mercado interno. Eso si, hay que tener en cuenta que existe gran competencia cerámica dentro del propio país y que los fabricantes tienen gran capacidad productiva. A esto se une la competencia de países como China o Turquía que actualmente están ofreciendo un producto de elevada calidad.

A nivel geoestratégico si se trata de un buen punto desde el cual iniciar exportaciones a países próximos. Por otro lado, como fabricantes europeos tenemos una ventaja competitiva relativa al posicionamiento, y es que se percibe un valor añadido en nuestro producto por llevar ese sello made in Europa. Pero también es verdad, que es necesario realizar esfuerzos en marca para ser capaces de comunicar nuestro diseño como una ventaja, a la vez que tenemos que adaptar ese producto a los gustos particulares del país, sin perder de vista ese toque europeizado.

 

Nacho Ramos Gali, director de Cerocuarenta