EDITORIAL: Miguel Nicolás Prior, Director General de José Oset y cia

Tormenta perfecta superada… ¿cuál será el siguiente paso?

Creo que hablo en nombre de una gran parte de los fabricantes del sector, cuando afirmo que el mes de junio y julio del presente ejercicio se avecinaba tremendamente oscuro para nuestros objetivos comerciales.

Sin embargo, partíamos de un superávit generalizado de las exportaciones en los meses anteriores que había cargado las pilas de los departamentos comerciales. En este contexto, se hacía evidente que las decisiones de las direcciones generales hacia el crecimiento en inversión productiva, tomada unos meses antes, habían sido acertadas dadas las circunstancias.

En la actualidad, un gran número de empresas se encuentra en fase expansiva tanto comercial como productiva.  Unas con el objetivo de adaptar sus instalaciones a los nuevos productos (formatos) demandados en el mercado actual. Otras parar ampliar su capacidad global de forma que puedan atender las expectativas de crecimiento comercial. Estas últimas son en su mayoría empresas en las que no se había invertido en años.

Afrontamos ahora un periodo vacacional y un arranque de septiembre siempre con cierta incertidumbre, pero insisto en echar la vista atrás y analizar cómo hemos superado estos dos últimos meses tras unas muy buenas expectativas en los primeros.

 

Echando la vista atrás…

El mes de junio arrancó con una Argelia bloqueada ya desde mediados de abril (principal destino en crecimiento anual de nuestras exportaciones y al cual muchos fabricantes habían depositado la confianza de su proyección comercial). Además de esto nos enfrentábamos a un periodo de Ramadán que prácticamente ocupa todo el mes de junio, en el cual todos los países consumidores de cerámica provenientes del mundo árabe cesan parcialmente su actividad y por consiguiente se ven seriamente afectadas las exportaciones a estos países destino.

Si todo esto no fuese suficiente para que los presupuestos comerciales empiecen a tambalearse, desde las autoridades portuarias se anuncian periodos de huelga derivados de las desavenencias entre el sindicato de la estiba y el gobierno central por la adopción de las reglas de funcionamiento impuestas desde Europa. Tal y como me dijo el gerente de un importante grupo azulejero y atomizador, “nos enfrentamos a la tormenta perfecta”.

No es nuestro cometido entrar a valorar la idoneidad de estas medidas. Pero si lo es el impacto que supone en nuestras cifras de ventas el bloqueo de la salida natural de nuestras exportaciones, más aún cuando el puerto de Valencia (uno de los puertos en que se genera mayor conflictividad con la estiba) supone aproximadamente el 80% de nuestras ventas al exterior.

 

En la actualidad: bloqueo y pérdida de competitividad

En la actualidad se ha terminado el Ramadán y las fiestas posteriores que celebran nuestros estimados compradores árabes, se ha llegado a ciertos acuerdos (no sé si del todo satisfactorios para todas las partes) entre estibadores y patronal, y continuamos con un escenario de bloqueo total en uno de nuestros mercados objetivo para 2017, Argelia.

La situación de Argelia es realmente delicada y poco halagüeña para nuestros intereses. Desde las administraciones no hay información clara y los importadores a los que todos consultamos nos dicen desde hace dos meses “en unos días se desbloquea todo”. Creo que a todos nos suenan estas palabras.

Lo que si es cierto es que, en el periodo que llevamos de bloqueo, la merma en ventas para el sector está siendo importante y nuestros competidores, fabricantes argelinos, se apresuran a montar cada vez mayores estructuras productivas para que, una vez llegue el ansiado desbloqueo, nuestra posición competitiva sea completamente diferente a la anterior.

 

¿Y ahora qué?, ¿cuál es el siguiente paso?

Llegado este punto y con esta situación, todos nos planteamos cuál es el siguiente paso, ¿qué más se nos avecina?

Efectivamente y para descontento de nuestros presupuestos, estoy leyendo con preocupación y creo que, compartida con otros colegas del sector, las últimas noticias sobre el posible bloqueo de ciertos productos cerámicos por parte de las autoridades marroquíes. Todo esto como consecuencia a la denuncia por dumping iniciada por parte de los fabricantes marroquíes contra nuestro sector.

Desde algunos medios llegan noticias sobre la intención de bloquear los productos de pasta roja (los que en mayor medida compiten con la producción local) y la permisividad hacia otro tipo de producto sobre todo en porcelánico (producto con menor capacidad de importación por parte del importador marroquí). Todo esto seguro afectará a las exportaciones hacia un país en el que nos encontramos en un crecimiento importante.

Con Argelia aún bloqueada y Marruecos en el punto de mira, hay que focalizar la estrategia comercial hacia países más desarrollados y con economías mucho más estables. Esto es fácil de decir, pero no tan fácil de hacer.

Entendemos que todos los fabricantes desean vender el grueso de su producción en Europa, Aisa o EEUU, pero mentiríamos cualquiera de nosotros si afirmamos que no nos importa lo que pasa en Países Árabes, el norte de África u otras zonas con mayor conflictividad.

Seguiremos atentos a que pasa en el Mundo y como consecuencia que pasa con nuestros presupuestos comerciales…

 

Miguel Nicolás Prior

Director General de Oset y cia