EDITORIAL: Lutzía Ortiz, Resp. de Diseño de Producto en ITC

“Sumergidos en la era digital- Unidos por la Inkjet”

Todavía recuerdo aquella edición de Cevisama del año 2000, en donde Kerajet junto a Ferro, presentaban la primera impresora de inyección de tinta sobre soporte cerámico. Recuerdo la revolución que vislumbramos entonces para el sector cerámico: percibimos que el proceso de decoración de las piezas cerámicas iba a cambiar por completo.

Ante una revolución industrial es inevitable que surja el temor, la incertidumbre, la desconfianza o prevención ante aquello que puede cambiar el esquema conocido hasta el momento.

La nueva impresora de inyección de tinta para la industria cerámica implicó que apareciera una nueva tecnología para la decoración en el sector cerámico. Una nueva tecnología nacida en España, aquí en nuestro cluster cerámico, y con proyección internacional para orgullo de todos nosotros.

Como diseñadora y amante de la cerámica sentí una gran alegría allí mismo, delante de la máquina, fue para mí como una revelación,  y permanecí observándola como el que se encuentra, maravillado, ante una obra maestra de pintura o escultura. Allí delante de mí tenia la tecnología que revolucionaría el sector, no tan sólo desde el punto de vista del proceso,  sino también en el aspecto humano…..Por fin tendríamos un idioma desde el que entendernos los diseñadores, técnicos y comerciales!!!!

Nuestra  ambicionada tecnología Inkjet  nos proporcionó la necesidad de sumergirnos en ella,  y así conocer  y profundizar tanto en los aspectos más técnicos como en los más creativos.

Después de estos 16 años de constante estudio, investigación y desarrollo, tanto en las máquinas, como en los cabezales, en las tintas y efectos, en la gestión del color y tantos otros aspectos, no puedo dejar de sentir orgullo y mucha satisfacción al formar parte del avance de esta tecnología también desde el ámbito de la formación, dado que en los últimos 7 años he participado directamente en la impartición de cursos en los que se han formado un total de 889 técnicos como especialistas en decoración cerámica Inkjet, y hay que destacar que esta demanda de formación continua siendo creciente, al experimentar esta tecnología una continua evolución.

Por eso y por muchas más cosas que sería largo enumerar, me gusta recalcar en este editorial que nos encontramos plenamente sumergidos en la Era Digital y que la tecnología Inkjet, más allá de la transformación radical que ha supuesto para la comunidad cerámica, ha logrado vertebrar diferentes ámbitos como he apuntado anteriormente, integrando diferentes mentes y lenguajes, uniendo técnica y estética, abriendo mercados y horizontes, y sabiendo que aún queda mucho camino por recorrer y muchas sorpresas por descubrir en este campo. La gran revolución de la industria cerámica catapultada desde España constituye hoy por hoy un motor clave y esencial para todos los que amamos y vivimos la cerámica y su evolución.

 
Lutzía Ortíz Miralles, Resp. de Diseño de Producto en ITC