EDITORIAL: Juan José Montoro Fernández, Presidente de la Asociación Española de Técnicos Cerámicos (ATC)

La Asociación de Técnicos Cerámicos, ATC, cumple este año su 40 aniversario

La Asociación de Técnicos Cerámicos, ATC, cumple este año su 40 aniversario .40 años fiel a sus orígenes y  acompañando  activamente, la construcción del sector cerámico español. 40 años donde las personas de esta tierra han hecho posible la creación de un ecosistema de empresas de azulejos, de fritas, colores y esmaltes, de maquinaria, de servicios que nos han situado como líderes de referencia en  el mundo.

Ahora, saliendo de la mayor de las crisis económicas y sociales que hemos vivido, nos encontramos en una sociedad cambiante y compleja, donde las necesidades básicas son las mismas de siempre, pero la carcasa exterior (lo que vemos y oímos en los medios de comunicación) es de una complejidad tremenda y donde parece que todo está perdido.

Pero la realidad es tozuda. Una empresa está compuesta de personas y la relación entre ellas, a través de los valores, hace que fluya el conocimiento y la buena gestión. Eso es  lo que hace que la empresa tenga éxito o no.

Luego, las estrategias conforman el mercado. Las azulejeras se están dividiendo en empresas que priorizan el coste y empresas que priorizan el valor. Con las empresas de esmaltes, fritas y colores ocurre algo muy similar, pero gracias a su posición de liderazgo de mercado, esta división se nota menos. Las empresas de maquinaria se van adaptando a marchas forzadas a las nuevas tecnologías y las de servicios van ocupando los huecos de este conglomerado, conglomerado que vislumbra grandes cambios y se empieza a preparar para la revolución que venimos en llamar “industria 4.0”.

Y las vergüenzas al aire de una labor comercial tremenda, costosa y con un esfuerzo personal enorme, pero que no da los resultados deseados, al menos comparada con el entramado industrial italiano. Pero no desfallezcamos porque, gracias a los grandes esfuerzos que se están realizando, los resultados vendrán.

Muchos creen que la cuarta revolución industrial consiste en la digitalización de todo el proceso. Y tienen razón, aunque no del todo.Todavía es un hito que se está esbozando. Se tratará de una red virtual capaz de interactuar con la realidad. Las grandes compañías del mundo se han dado cuenta y están trabajando en el desarrollo de grandes proyectos.

Los técnicos cerámicos estamos ahí, en todas las áreas de la empresa. Ya no somos todos químicos o prácticos que hacíamos de todo. Ahora el abanico de procedencia es muy amplio, estamos mejor formados y más especializados, menos valorados y más numerosos. Pero con una fuerza tremenda para aceptar grandes desafíos.

Y afrontamos  nuestro Congreso de 2017, con la voluntad de que trate sobre la “Industria 4.0”. De cómo los técnicos colaboraremos para hacerla realidad y cuál será el papel que tendremos en ella. Será un gran desafío, pero emocionante e invito a todo aquel que quiera sumarse para que sea un gran éxito y sobre todo, marque un hito en la evolución del sector cerámico.

 

Juan José Montoro Fernández,

Presidente de la Asociación Española de Técnicos Cerámicos (ATC)