EDITORIAL: Javier Moliner, Presidente de la Diputación de Castellón

Con el Salón Internacional de Cersaie arranca una apasionante temporada para el sector cerámico donde la provincia de Castellón

Con el Salón Internacional de Cersaie arranca una apasionante temporada para el sector cerámico donde la provincia de Castellón, como principal productor de Europa, tiene mucho que decir. Esta tierra, gracias al talento de nuestra gente y al espíritu inconformista de nuestras empresas, siempre ha ido un paso por delante en innovación cerámica. Y quizás esa sea la razón por la que después de varias décadas sigamos siendo referente mundial en el sector y hayamos salvado la crisis manteniendo más de 15.000 empleos directos.

En esa constante carrera de nuestra industria por la excelencia la Diputación de Castellón, como Gobierno Provincial, trabaja codo a codo con empresarios, investigadores y expertos para convertir el centro neurálgico de la producción azulejera española en la principal fuente de conocimiento, innovación y competitividad de la cerámica a nivel mundial. Porque esa es nuestra diferencia y valor añadido.

Por ello, de la mano del Instituto de Tecnología Cerámica (ITC) hemos desarrollado dos herramientas tecnológicas, Solconcer y Vigilancer, al servicio de la mejora de la competitividad de nuestro sector locomotora.

Con Solconcer, arquitectos, fabricantes de materiales y prescriptores pueden evaluar la mejor solución constructiva para materiales de recubrimiento a través de una aplicación informática. Y visto su éxito y gran aceptación en el sector, aprovecho este espacio para anunciaros que ampliaremos la herramienta a dos nuevas tipologías constructivas como son las paredes húmedas, baños y cocinas, y pavimento exterior para suelos urbanos.

Por su parte, Vigilancer es una tecnología para la vigilancia competitiva del sector, que incluye análisis sobre empresas, tendencias, mercados, productos, consumidor, canales de distribución, diseño y construcciones. El objetivo no es otro que ayudar a nuestras empresas a tomar decisiones además de detectar oportunidades, nuevos nichos de mercado y tendencias del sector.

Son dos herramientas necesarias de Diputación e ITC al servicio de una industria que es el volante de inercia del progreso de nuestro territorio. Porque sin innovación no hay industria, sin industria no hay empleo, y sin empleo no hay territorio. Por eso es fundamental el papel de las administraciones a la hora de eliminar todas las trabas que pueden frenar el desarrollo empresarial y aportar herramientas útiles para ser cada día un poco mejores en lo nuestro, tal como nos enseñaron nuestros abuelos. Sigamos trabajando juntos, porque aún tenemos mucho que decir.

 

Javier Moliner,

Presidente de la Diputación de Castellón