Editorial: Dr. Luis J. Callarisa Fiol, Profesor del Departamento de Administración de Empresas y Marketing de la UJI.

NUEVAS OPORTUNIDADES PARA EL SECTOR CERÁMICO EN LOS DESTINOS TURÍSTICOS INTELIGENTES
Editorial: Dr. Luis J. Callarisa Fiol - Destinos Turísticos Inteligentes

El sector cerámico ha presentado a lo largo de las últimas décadas una importante solvencia tecnológica que le ha permitido resistir con nota las diferentes crisis económicas a las que se ha enfrentado.

El hecho de que nos encontremos en un sector o clúster muy homogéneo dado su contexto productivo (concentración de empresas productoras, proveedoras, y redes de conocimiento e investigación) ha dado pie a una gran dependencia de la capacidad innovadora de las empresas de Fritas esmaltes y colores cerámicos.

Estas empresas, que sin duda lideran este sector, a la vez pueden limitar su capacidad de crear innovaciones disruptivas que permitan dar puntualmente avances o cambios realmente llamativos desde la perspectiva de los clientes.

 

Productos demasiado homogéneos

Si analizamos el sector desde una perspectiva cenital, puede observarse una gran homogeneización de producto que se evidencia en las propias ferias comerciales y en los establecimientos de venta de sus productos. Esto puede ser fruto de una dependencia de muchos de la capacidad innovadora de unos pocos.

El modelo es válido, pero necesita revitalizarse desde nuevas fuentes de inspiración que permitan incrementar el valor del producto cerámico desde su originalidad, funcionalidad, usabilidad y utilidad.

El hecho de que a lo largo de estos años se haya buscado evidenciar la versatilidad de la cerámica consiguiendo lanzar productos que se asemejan y mejoran la funcionalidad de otros materiales (maderas, plásticos, piedras, metales o textiles, entre otros), ha podido provocar que, en los mercados de mayor valor, se prefiera optar por el original a pesar de las mejores prestaciones técnicas de la cerámica.

 

Aumenta la necesidad de buscar la autenticidad

Quizás se nos ha olvidado que el cliente en muchas ocasiones busca la autenticidad, con todo lo que conlleva de bueno y malo, en lugar de la imitación o copia, aunque ésta sea tecnológicamente mejor. Ejemplos en el Fast Moving Consumer Goods tenemos muchos. Uno de ellos podía ser Coca-Cola que ha conseguido seguir como líder en su sector más de un siglo después, pese a los imitadores que han intentado copiarle.

La propia orientación hacia el producto ha hecho que en ocasiones limitemos su propia valía y potencialidad. En el caso del mercado nacional, que debería de ser nuestro escaparate mundial del producto, el hecho de que, en los últimos años como consecuencia del boom inmobiliario se haya edificado en exceso, ha dado lugar a que actualmente el sector deba enfocarse al mercado de la reposición.

 

El espacio público en el foco

En el mercado de la reposición cobra especial interés la restauración de edificios y la reposición de materiales que se han ido deteriorando por el tiempo. Estas posibilidades de actuación son cada vez más valoradas por la ciudadanía y por los organismos públicos necesitados de mejorar su imagen pública, con la promulgación de leyes de sostenibilidad y preservación del medio ambiente.

Pero, además, esta capacidad debería ir acompañada, dado su nivel de conocimiento técnico de los materiales y por consiguiente de su especialización, en la oferta de servicios y soluciones globales, que permitan recuperar y mejorar el objeto de la rehabilitación o restauración (edificio, decoración interior, fachada, espacio abierto exterior, etc.) y su durabilidad futura, incrementando el valor del producto por si mismo, pero también del valor añadido de la industria.

De esta forma, por lo tanto, se puede romper la barrera de ser únicamente suministradores de producto y reconvertirse a ojos de los estamentos públicos y de la sociedad, en proveedores de soluciones mejoradas y con valor.

 

Nuevas tecnologías al alcance de la industria cerámica

El escenario al que nos enfrentamos actualmente es una sociedad hiperinformada (aunque no necesariamente bien informada), que busca soluciones y resultados en el muy corto plazo, que no le gusta esperar, ansiosa de ver novedades, de vivir experiencias plenas en sus momentos de ocio, supuestamente preocupada por el medioambiente, pero que le gusta comprar ropa con precios bajos, sin importarles demasiado dónde y cómo se ha fabricado.

Ante este nuevo consumidor, el sector cerámico muestra su preocupación con la búsqueda de nuevos canales de distribución que permitan salidas comerciales alternativas a las tradicionales, así como las alianzas con otros sectores productivos. Esto evidencia la importancia del concepto de la industria del hábitat desde una perspectiva global, así como la necesidad de colaborar con otras empresas para asegurar la supervivencia.

Por otro lado, cuestiones como el comercio digital y el marketing B2B y B2C, destacando la influencia de la tecnología en la comercialización de productos, muestra una clara deficiencia en la forma y el fondo en cómo se llega al consumidor final. Apoyarse en las TICs para ese fin, es una necesidad imperiosa que debe buscar conocer los gustos y necesidades del consumidor final y la creación de notoriedad de marca para estar bien posicionados en su mente en el momento de su necesidad de compra y de uso.

Seguir invirtiendo en la creación y fabricación de cerámicas técnicas y avanzadas es una necesidad al menos para aquellas empresas que estén capacitadas para ello, pero con una nueva perspectiva.

 

Los Destinos Turísticos Inteligentes, nueva oportunidad para el sector cerámico

La existencia de los Destinos turísticos inteligentes (DTI) brinda una nueva oportunidad al sector cerámico para mejorar su presencia en la sociedad de una forma distinta a la tradicional. Los destinos turísticos inteligentes trabajan en dos sentidos, en el del visitante, pero también en el del residente y sobre todo buscando la integración de ambos en el territorio desde el prisma de la sostenibilidad.

Tal y como indica SEGITTUR (Sociedad Mercantil Estatal para la Gestión de la Innovación y las Tecnologías Turísticas, S.A.M.P ), dependiente del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, y adscrita a la Secretaría de Estado de Turismo, los Destinos turísticos inteligentes se sustentan sobre una infraestructura tecnológica de vanguardia, que tiene como finalidad garantizar el desarrollo sostenible del territorio turístico, hacerlo accesible para todos, y facilitar la interacción e integración del visitante con el entorno, además de incrementar la calidad de su experiencia en el destino, a la vez que mejora la calidad de vida del residente.

En definitiva, los DTI son una plataforma ideal para, de una forma natural, mostrar en espacios públicos y privados ese valor añadido que es capaz de aportar el producto cerámico y de qué forma propicia esa integración entre visitante y residente y cómo puede favorecer al desarrollo sostenible del territorio desde la innovación y su capacidad de ofrecer algo más que material cerámico.

Seguir apostando por la innovación en los procesos productivos como la fabricación 3D, tanto para la decoración (que sea capaz de crear relieves auténticos), como en la personalización de los productos (que permitirá la generalización de la artesanía digital), o el uso de la domótica y la nanotecnología, son cuestiones que cobran especial sentido en su implementación en los DTI’s.

Su aplicación en estos destinos permite la interacción y generación de experiencias positivas tanto de visitantes como de residentes y actúan como escaparate ante la sociedad para mostrar la versatilidad y utilidad del producto cerámico y de lo qué es capaz de hacer.

Es decir, innovar desde la perspectiva no únicamente técnica sino también del uso y aplicación de la tecnología desde la óptica del consumidor final y del contexto de aplicación. Por lo tanto, nos queda un largo trabajo por hacer ante esta nueva oportunidad que nos brindan estos destinos turísticos inteligentes.

Dr. Luis J. Callarisa Fiol
Departamento de Administración de Empresas y Marketing
Miembro de IMK Innovación en Marketing y de GETUR, Gabinete de Estudios turísticos de la Universitat Jaume I