Editorial: Ana Martínez, Responsable de promoción, comercio y comunicación`en ASCER

¿Hasta dónde llega un material en manos de una industria visionaria?
ana martinez ascer

Han pasado 20 años desde que la industria de baldosas cerámicas decidiera dar un paso firme para trasladar a los profesionales de la edificación, arquitectura y el diseño todas posibilidades de la cerámica.

Desde entonces hasta estos días, no sólo ha habido un importante esfuerzo entre los fabricantes en el desarrollo de sistemas y nuevos productos cerámicos, sino que, se pusieron en marcha una serie de proyectos y actividades desde el ámbito sectorial para dar valor a este material que ha formado parte de la historia de la arquitectura durante siglos.

Iniciativas para promocionar la cerámica entre arquitectos e interioristas.

Las principales iniciativas fueron la puesta en marcha de los Premios Cerámica Ascer de Arquitectura e Interiorismo, y la red de Cátedras de Cerámica es escuelas de arquitectura en España e incluso en algunas universidades extranjeras como la de Harvard. Esta red de convenios ha ido creciendo de forma consolidada, llegando a formar a más de 3.000 profesionales, que actúan en el ámbito de la construcción, creación y diseño tanto en España como internacionalmente. La industria apostó por un proyecto a largo plazo que ha ido erigiendo unos cimientos sólidos cuyos frutos está recogiendo en estos años.

Hoy, muchos de estos alumnos o jóvenes estudiantes, son profesionales que utilizan los materiales cerámicos con gran naturalidad y contemporaneidad. Forman parte de un grupo de nuevas generaciones que miran a la cerámica con amplitud de miras y con la perspectiva de que es un material capaz de satisfacer todas sus necesidades proyectuales.

Nuevos usos para la cerámica, nuevos espacios de innovación

La industria sigue dando pasos importantes en materia de innovación y nuevos usos. Si ya hace dos décadas las posibilidades decorativas eran incontables, hoy día la cerámica ha dado un salto cualitativo en nuevos usos, siendo utilizada en zonas de confort de las viviendas, en espacios urbanos, en fachadas, en la arquitectura pública e industrial, la comercial. Y, más allá de estos usos, forma ya parte de nuestro mobiliario o del equipamiento habitual de cocinas.

Merece la pena destacar la gran capacidad visionaria de esta industria que, a pesar de las dificultades atravesadas en los últimos años, ha continuado con una serie de actividades y ha realizado esfuerzos dirigidos a dar valor a la cerámica, para que sea utilizada en espacios privilegiados de proyectos de gran envergadura y alto valor proyectual.

El lugar que ocupa la cerámica española es el que le corresponde a este tradicional y versátil material, el más antiguo de la historia constructiva que ha sabido evolucionar con las nuevas necesidades. El sector español ha liderado las iniciativas del siglo XXI y los esfuerzos y el trabajo bien hecho que, con ilusión y dedicación, van a seguir siendo, sin duda, una prioridad.

 

Ana Martínez Balaguer
Promoción, comercio y comunicación
ASCER (Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos)