AMENAZA: POSIBLE CAMBIO DE CLASIFICACIÓN DEL ÓXIDO DE TITANIO

Analizamos la propuesta de cambio de clasificación en cuanto a toxicidad del óxido de titanio y las medidas a tener en cuenta en caso de ser aceptado dicho cambio.
óxido de titanio_amenaza sector cerámico

En noviembre de 2015 la entidad francesa ANSES (Agence Nationale de Sécurité Sanitaire de l'Alimentation) presentó a la ECHA (European Chemical Agency) una propuesta de cambio de clasificación del óxido de titanio a carcinógeno de categoría 1B, H350i: “puede provocar cáncer por inhalación (1).

Recientemente, el comité ha indicado que las evidencias científicas presentadas reúnen los criterios de la regulación CLP para ser considerado como sustancia sospechosa de causar cáncer, concretamente categoría 2, “por inhalación”. Sin embargo, el comité ha decidido que no hay evidencias suficientes para que se clasifique en el grupo que reclama la solicitud (categoría 1B)(2).

El siguiente paso es que la ECHA comunique oficialmente este hecho a la Comisión Europea, y tiene hasta enero de 2018. Al mismo tiempo, esta opinión se hará pública en la web de la ECHA (https://echa.europa.eu ). A partir de dicho comunicado será la Comisión, tras atender a todas las posibles alegaciones que aparezcan, quién tendrá la última palabra mediante el correspondiente proceso de votación.

Esta decisión puede afectar de forma dramática a las empresas fabricantes de esta materia prima, teniendo consecuencias socio-económicas muy importantes. Y es que el óxido de titanio se utiliza como materia prima en un gran número de productos de consumo diario, especialmente productos alimentarios (E171), desde opacificantes de leches descremadas y otros lácteos a infinidad de medicamentos como excipiente(3).

En el sector cerámico, el uso de esta materia prima no es determinante y no afecta al producto final, dado el carácter no respirable que adquiere la materia prima una vez integrada en la matriz vítrea de la cerámica. Su uso no es masivo, pero se utiliza como materia prima en algunos productos de relativa importancia. Por ejemplo, dos de los usos más conocidos son su introducción como materia prima en fritas y en esmaltes fotocatalíticos. También puede encontrarse como impureza en otras materias primas utilizadas, como es el caso de las arcillas.

Por ello, las medidas preventivas que se deberían de adoptar en caso de que finalmente fuera aprobado este cambio de clasificación afectarían especialmente a la fase productiva, debiendo aplicar la medida más restrictiva de las tres que a continuación se describen:

• Sustitución. En la medida en que sea técnicamente posible, se evitará su utilización, mediante su sustitución por otra materia prima.

• Sistema cerrado. Cuando no sea técnicamente posible la sustitución, su utilización se llevará a cabo en un sistema cerrado.

• Reducción. Cuando no sea posible la aplicación de un sistema cerrado, se reducirá el nivel de exposición al valor más bajo que sea técnicamente posible(4)

Si se tiene mayor interés puede descargar el informe concreto que presentó la entidad francesa a la ECHA.

Otro documento de gran valor es el que contiene todos los comentarios recibidos durante la fase de exposición pública (hasta 514 comentarios) hechos por empresas y entidades de múltiples sectores afectados por la misma, entre ellos de empresas y entidades vinculadas al sector de fabricación cerámica de toda Europa. Descarga el Documento con los comentarios de la fase de exposición pública de la propuesta

Más información:

(1) ECHA

(2) EUROPEAN COATINGS

(3) Aditivos alimentarios

(4) Madrid.org

ASEFAPI

Documento 10162 de ECHA

Documento 10162 (2) de ECHA

 

Vicente Lázaro

Responsable de la Unidad de Inteligencia Competitiva de ITC